Proyecto Educativo

Zürich Schule es un centro cuyo signo de identidad es la lengua alemana

La calidad de nuestra enseñanza se sustenta en una pedagogía basada en la colaboración y el trabajo en equipo, en grupos reducidos y en una evaluación continuada. Resaltamos los aspectos positivos del proceso de aprendizaje y la confianza en nuestros alumnos, valorando sus opiniones y priorizando su formación humana en un clima familiar.

Destacamos por ser un colegio tetralingüe, el proceso de aprendizaje se realiza en cuatro lenguas: alemán, castellano, catalán e inglés. Las nuevas tecnologías son un instrumento para la formación de nuestros alumnos. Otro de los elementos importantes en la educación del centro son los deportes y las actividades y salidas culturales.

En el Proyecto Educativo del Centro todos los actos estarán encaminados al desarrollo integral de los alumnos como persona. Para el logro de este objetivo se utilizarán todos los medios de que la escuela disponga, sin regatear ni esfuerzos ni dedicación. La buena comunicación entre familia y escuela es básica para lograr una educación responsable y coherente.

Más información (PDF)

Las nuevas tecnologías en Zürich Schule Barcelona

Para el curso 2014-2015 los estudiantes de los cursos de 1. Klasse, 2. Klasse, 5. Klasse y 6. Klasse requerirán para su formación en el centro de un iPad personal.

El iPad es una herramienta importante de trabajo y de aprendizaje que los alumnos utilizan a lo largo del curso junto con otros recursos con los que habitualmente se ha trabajado (libros, libretas y material didáctico diverso). No obstante, tiene mayor incidencia en las aulas la tableta. Por este motivo, para los estudiantes de los cursos mencionados, se ha reducido el número de libros para el próximo curso escolar. A pesar de que esto representa un menor coste para las familias en la partida de libros, el colegio es consciente que globalmente supone un incremento económico para las familias el hecho de requerirse una "mochila digital" personal.

Aspectos metodológicos

Es una realidad que las esferas personal, cultural y económica han dado un vuelco en comparación a tiempos pasados: a partir de esta realidad Zürich Schule Barcelona cree necesario incorporar al modelo educativo las nuevas tecnologías con el objetivo de poder preparar a nuestros alumnos para un mundo imposible de prever.

Precisamos educar alumnos creativos en una escuela motivadora que cuenta con un claustro de profesores convencido de la necesidad de esta renovación metodológica, que empieza por atender a la diversidad que existe en un aula.

Esta diversidad tiene amplia repercusión en la educación, puesto que en ese escenario educativo se dan de forma continua y permanente manifestaciones de la diversidad de los alumnos que las conforman.

En este escenario, la escuela se ve obligada a plantearse algunas transformaciones ya que prestar atención a la diversidad significa desarrollar al máximo las capacidades de cada alumno, y la excelencia educativa de la que goza Zürich Schule Barcelona pretende ser para todos los alumnos contemplando la diversidad entre ellos y la singularidad de cada uno.

Para ello precisamos de estrategias organizativas tales como el trabajo cooperativo y el aprendizaje por tutorías: encontramos en el iPad una herramienta fantástica que nos ayudará a potenciar estas estrategias.

El avance actual del mundo tecnológico y de comunicación convierte este soporte en un recurso útil y necesario para el desarrollo y los procesos de enseñanza-aprendizaje de nuestros alumnos. El interés de aplicar nuevas metodologías en la educación se hace aun más necesario en campos como el de la atención a la diversidad, donde la motivación del alumnado y el converger de diferentes metodologías se presentan como una valiosa ayuda para los docentes.

Remarcamos que el dispositivo en cuestión es solamente una herramienta más de apoyo para el profesor y para el alumno, y que implantar el uso de iPad en nuestro día a día es un trabajo que implica una formación continua para profesorado, alumnado y familias.

Se trasladará a futuras formaciones con familias las utilidades prácticas que se le pueden dar al dispositivo desde el aula, pues en septiembre de 2014 hemos comenzado un nuevo camino que requiere del apoyo y la confianza de las familias.

Claves de la enseñanza del siglo XXI:

Ser capaces de trabajar, aprender y estudiar en cualquier momento y en cualquier lugar. En nuestro tiempo, la información está accesible en cada dispositivo y en todo momento.

El torrente de información al que estamos expuestos requiere una mirada crítica y selectiva. La calidad de la tutorización marca la diferencia en la enseñanza.

El mundo del trabajo es cada vez más colaborativo, primando sinergias y estructuras en red. Cabe incidir en el trabajo cooperativo y grupal.

El alumno ha de ser el centro del proceso educativo. Es indispensable involucrarle conectando el desarrollo curricular a la vida real. Hay que afianzar y potenciar las habilidades que ya conocen en su día a día.


 

Reflexiones